Bienvenidos a www.vivirsinmiedofobi.com
VIVIR SIN MIEDO superior
Nuestra Misión ¿Qué es el miedo? Cartas de pacientes Cuentos CHAT Contacto cierra el menu
 
\\\
abre
Sitio a cargo del Dr. Enrique Guillermo Suárez
cierra
ruler

Cuento
63

Autor: Anónimo
Fuente: escuchado en FM  Milenium de Bs.As
Versión escrita : Guillermo Suárez


   
 

"Los 3 viejitos invitados a cenar "

Cierta mañana, cerca del mediodía, una Señora que regresaba a su casa luego de haber hecho compras  en  una despensa  cercana, observo  muy próximo a la entrada de su casa,  a tres viejecillos que conversaban en voz baja y reían con timidez. Estaban sentados en  el suelo y su aspecto era humilde pero pulcro, uno era calvo, otro  usaba una delicada  y larga barba blanca y el tercero se destacaba por el color grisáceo de sus ojos. Los tres tenían en su opinión: “cara de buenos” y entonces se le ocurrió invitarlos a almorzar en su casa. Pero la respuesta de uno de ellos, fue una pregunta:

-“Le agradecemos señora, pero antes díganos ¿si el jefe de la familia esta en la casa? ”... Como a esa hora su esposo estaba en el trabajo, respondió:  “no, mi esposo no esta”.

“Entonces no podemos aceptar su invitación, gracias de todos modos” y reanudaron su charla. La señora quedo sorprendida por el hecho y al anochecer, al regresar su marido, le contó  lo que había ocurrido. “Invitémoslos para la cena” propuso su esposo de inmediato.

Secando sus manos en el delantal de cocina, la señora salió y se dirigió a los viejitos y les dijo: “ mi esposo ya esta en casa y entonces espero que nos acompañen a cenar”.

Uno de los viejitos se puso de pie y le dijo a la mujer: “Mire señora, mi nombre es Amor y él se llama Abundancia y él se llama Éxito”, y cada uno se levanto e inclino su cabeza en señal de respeto al ser presentado...  “pero, no podemos aceptar su invitación porque solo uno de nosotros puede acceder a ella... los tres juntos no  podemos, así es que por favor elija  a uno de nosotros para compartir su mesa”.

Nuevamente la mujer, sorprendida, contó a su marido lo que acababa de ocurrir... y entonces, este le dijo: “bueno si el caso es invitar... invitemos a  ABUNDANCIA que es lo que nunca sobra”... mientras reía por su juego de palabras.

“No, si el caso es así... mejor invitemos a EXITO” dijo la mujer.

“¿Y si invitamos a AMOR?...dijo la hija de 6 años y agrego “eso si que seria bueno”... mientras jugaba con su muñeca preferida.

Los esposos se miraron y se dijeron sin palabras: “ ¡es una buena idea!!”

La señora, salió nuevamente y se dirigió a los viejitos y les dijo: “hemos decidido que AMOR sea nuestro invitado, así es que por favor sígame”.AMOR se puso de pie y siguió los pasos de la mujer rumbo a su  casa, pero de inmediato, también se levantaron ABUNDANCIA  y ÉXITO y se pusieron  a caminar tras los pasos de ellos...

Sorprendida nuevamente, la mujer detuvo su marcha y les dijo:

“¿Cómo es que me dijeron que no podían aceptar los tres juntos y ahora nos están acompañando?”... “Vera, le contesto ABUNDANCIA, si Ud. me hubiera elegido a mí o a ÉXITO, uno  solo hubiera ingresado a su casa y los otros dos nos hubiéramos  quedado fuera... pero como Ud.  eligió a AMOR, nosotros siempre lo acompañamos,  vaya donde vaya  AMOR, allí vamos nosotros... él es el  único que no esta solo, por eso:

DONDE ESTA EL AMOR  EL ÉXITO Y LA ABUNDANCIA LO ACOMPAÑAN”

 

 
Autorizamos la reproducción de cualquiera de los cuentos, con la única salvedad de que, humildemente, solicitamos se cite la fuente.   
 
separador
 
 
cierre
 
Diseño: [ rtDG ]