Bienvenidos a www.vivirsinmiedofobi.com
VIVIR SIN MIEDO superior
Nuestra Misión ¿Qué es el miedo? Cartas de pacientes Cuentos CHAT Contacto cierra el menu
 
\\\
abre
Sitio a cargo del Dr. Enrique Guillermo Suárez
cierra
ruler

Cartas recibidas
50

   

 

“Tengo la receta ¿pero qué hago con los ingredientes ”

Querido Doctor y grupo Fobi:

Hasta ahora son muy pocas las veces que he podido venir, no porque no quiera sino porque la vida me puso en otro camino momentáneamente, luego  voy a contarles porque escribo esto.

He tenido pensamientos torturantes e insufribles creo, desde hace más de diez años. Estaba con un máximo de medicación, con conceptos equivocados y con muchísimo miedo a todo, a enfrentar la vida misma. Sentía que no podía más.

Pero esto no es una carta para recordar el pasado, además como dice el doctor en su tan hermoso libro, el pasado ya pasó.

Es una carta para agradecer, para agradecer la fiesta de las máscaras a la que fui invitada, no tengo palabras, me encontré con gente amable, hasta con alguna que otra cara conocida... me saludaban... se reían... daban testimonio... agradecían. Por ese entonces, yo no entendía demasiado.

¿Como agradecer ? Si no podía más con nada.

No puedo describir lo que viví en aquella fiesta, fue tan hermoso, empecé a estudiar, el título del libro era genial, ya estaba “la receta”, yo iba a ser otra persona y la cosa, el sufrimiento se iba a solucionar, así de fácil.

Empecé a leer el libro, solo sé que el principio lo abría y lo cerraba, no me sentía identificada y no lo aceptaba tampoco, además eso de “porque a mi”.

Con el tiempo hoy comprendo y acepto, puedo cambiar de pensamiento y decir “y porque “no” a mi”. Hay mucho por hacer, tenía si, toda la información, “la receta” le digo yo, pero la verdad, no sabía cómo y qué hacer con los ingredientes.

Los ingredientes creo yo, para una fiesta de cumpleaños son bárbaros y además la torta es la más linda, pero acá la cosa se complicaba ¡y como! Hace muy poquito, leyendo el capítulo del libro “Autoestima”, entre en una crisis de pánico y llanto.

Mi querido doctor, lo llame al celular, nada más y nada menos, había que subir la medicación que había bajado, después que paso la crisis “lo volví a llamar” y “yo” le dije entre lagrimas “no voy a subir la medicación”.

Gracias por su paciencia, por su ayuda, no subí la medicación, no se si me va retar o no, pero no la subí gracias a lo que pude poner en práctica, el sólo pensar hasta las doce del día de hoy, eliminar los ¿y sí? dar los 7 ABS, practicar “la nueva” forma de respirar, para mi por supuesto, ¡vale la pena!, no es fácil como “una receta”, pero los ingredientes se van acomodando.

Hoy estoy con menos medicación, puedo salir a la calle con mi hija “yo” estuve presente en las primeras reuniones del jardín, su mamá, preparé todo para su comienzo en el jardincito, hasta le dibujé una carátula en el cuaderno de comunicados.

Mi esposo, mi hija y yo, llevando  “la casa adelante”, esa persona con tantos miedos, con pensamientos paralizantes, yo organizando la cena o el almuerzo, paseando, jugando...

¿Cómo se agradece un libro así, cómo se agradece a la vida el haber encontrado un profesional que desinteresadamente da su tiempo, sus conocimientos, se dedica a un grupo de personas que necesitan ayuda?

Solo puedo decir ¡Gracias!, si momentáneamente no fui los jueves es porque estaba despacito tomando “las riendas” de mi propia vida. Sé que tengo que sentarme los jueves, vale la pena sentarse... escuchar... apuntar y claro que extrañé, como no extrañar....

Ahora sé que no es una “receta”. Que hay que esforzarse, tratar de no bajar los brazos.

Le agradezco a Dios, por profesionales como “usted”, pido a la Virgen de San Nicolás por usted y su familia, que Dios los colme de bendiciones. Le agradezco un libro así, un grupo de autoayuda así, tan maravilloso.

Y a todos mis compañeros del FOBI, le digo que se puede, que yo estoy en camino, con mucha fe, pido bendiciones para ustedes también.

Gabriela Analí

 

 

 
 
separador
 
 
cierre
 
Diseño: [ rtDG ]