Bienvenidos a www.vivirsinmiedofobi.com
VIVIR SIN MIEDO superior
Nuestra Misión ¿Qué es el miedo? Cartas de pacientes Cuentos CHAT Contacto cierra el menu
 
\\\
abre
Sitio a cargo del Dr. Enrique Guillermo Suárez
cierra
ruler

Cartas recibidas
28

   

 

“Paseando por la costa del Río Negro no hay días feos para abrir nuevos caminos”

Hoy a cinco meses de integrar una nueva familia que la vida me dio, les quiero contar muchas cosas pero sobre todo decirles que SE PUEDE... poniendo todos los días un poquito de voluntad y dedicación. A veces pareciera que uno tiene que luchar con uno mismo, pero al final te levantas y empezas a caminar por el camino nuevo... un camino que construimos poco a poco, pero siempre con la mirada en el horizonte.

Cuando el doctor ... nos decía “hay personas que escriben y algunas son muy buenas... ustedes también lo van a hacer”... yo me decía: ¡ yo no!... y sin embargo ahora soy uno de los que escribe...

Por eso les quiero contar que para tener resultados hay que concurrir a las reuniones del Fobi, escuchar las charlas del doctor y hacer los deberes. Digo esto por experiencia personal. Yo antes dormía una siesta de dos horas y media... pero ahora duermo solo una y no me pongo excusas para salir, no me detiene el viento, ni la lluvia, ni el frió, ni el granizo. En fin no hay días feos para abrir nuevos caminos, metas, horizontes.

Paseando por la costa del río Negro, recostado en un tronco añoso, mirando el río, contemplando la barda cubierta de un manto verde del lado de Patagones... me doy cuenta que antes no lo veía y hay mil colores mas que he descubierto ahora. Fijo de nuevo mi vista en el río y de pronto aparecen las toninas... se sumergen y emergen y decido no desaprovechar ese momento: me dejo llevar por mi pensamiento a galopar con las toninas y paseo con ellas hasta dejarlas de ver.

Luego sigo caminando, respirando el aire puro entre el follaje... siempre buscando “queso fresco”. Llego cerca de donde tengo mi casita de palitos, la que construimos con mi amigo el hornerito... le doy un abrazo a los álamos plateados y al “nuevo queso”: al pino cuyas piñas recojo. Doy unos pasos mas y me recuesto sobre un árbol y contemplo sus ramas y le hablo: “¿tenes frío?”, pero la conexión es interrumpida por el canto de los pájaros y yo enseguida me pongo a silbar... y así entro en comunicación con los jilgueros, palomas, chingolos, gorriones, benteveos, cabecitas negras, horneros y calandrias... de manera que comienzo a imitarlos... siento los distintos sonidos y entablo la comunicación. Entonces pienso en todos ustedes, mis compañeros y me digo... “esto no tiene precio... no dan ganas de irse... ¡¡que paz!!... ¡¡que tranquilidad!!! ”...esto esta al alcance de cualquier ser humano, basta con ir a buscar... con entrar en contacto con la naturaleza que es ¡¡tan rica!!!

Después de estos paseos tengo la mente mas clara, tranquila, llena de energía positiva y con unas ganas tremendas de seguir viviendo. Y para postre, en los últimos 400 metros, subo a mi bici y voy zigzagueando entre los árboles con el sonar de los pajaritos que vagan sobre mi cabeza...

Queridos amigos del Fobi... anímense a entrar en contacto con la madre naturaleza y quien les dice que por ahí encuentren un camino de césped y con él, la felicidad, como yo. Los quiero mucho.

En todo esto tiene que ver una persona muy especial para mí, en quien encontré sinceridad, buenas charlas pero por sobre todas las cosas, a un ser humano con todas las letras. Simplemente gracias Doctor

Adrián

 

 
 
separador
 
 
cierre
 
Diseño: [ rtDG ]