Bienvenidos a www.vivirsinmiedofobi.com
VIVIR SIN MIEDO superior
Nuestra Misión ¿Qué es el miedo? Cartas de pacientes Cuentos CHAT Contacto cierra el menu
 
\\\
abre
Sitio a cargo del Dr. Enrique Guillermo Suárez
cierra
ruler

Cartas recibidas
25

   

 

“Nadie es más o menos que nosotros ”

Quiero decir gracias. Si, por enésima vez y si es posible otras tantas veces más: ¡GRACIAS!

Voy a contar una anécdota: Hace ya unos viernes atrás iba hacia mi lugar de estudio. Caminaba con mucha ansiedad, pero no ansias por llegar al lugar donde me dirigía sino que tenía ansiedad de la que nosotros ya conocemos. El asunto es que para lograr que esta desapareciera iba realizando el dialogo interior. Lo logré. Para cuando llegué a la escuela de teatro ya no sentía más la horrible sensación.

Como suelo hacer, le puse a todo el mejor ánimo y la sonrisa cuando conversaba. En eso llegó una compañera con la cual me llevo muy bien. ¡Tenía una carita! ¡Unos ojitos tan tristes! Le pregunté que le sucedía; ella me dijo que nada y como mostró actitud de no querer ahondar el tema preferí no insistir.

Entramos a clase. La profesora explicaba muy entretenidamente, cuando una chica me llamó y me señaló a otra. Miré y también tenía carita de tristeza...

Salí de teatro y me quedó grabada aquella situación que había vivido. Durante los días restantes me quedé pensando en la tristeza de la gente joven, sobre todo de mi misma edad; sus caras o cuando hablan y dejan notar la poca fe, la poca esperanza en que las cosas pueden cambiar. ¡Que poca garra le ponen a la vida para darle alegría!. Fue entonces cuando me sentí agradecida de tener la posibilidad que no todos tienen. Me sentí beneficiada.

Todos esos chicos y también se incluyen los de las edades restantes, no saben lo que yo se: todo lo que aprendí viniendo jueves tras jueves aquí.

Este mundo esta repleto de gente que se queja de lo que no tiene, que se da por vencido justo un paso antes de llegar a lo que querían. Gente con cara de angustia, de no tener esperanzas...etc.

Nosotros, en cambio tuvimos la posibilidad de aprender. Por ejemplo: aquí aprendí que NO EXISTE EL NO PUEDO, que la vida tiene cosas para disfrutar solo que YO tengo que luchar por ellas sin darme por vencida, que la sensibilidad que todos llevamos dentro se hizo para usarse: LOS TE AMO, LOS TE QUIERO, ABRAZOS, BESOS Y SONRISAS, LAS CARICIAS, LAS PALABRAS DULCES se dicen HOY, AHORA y no se dejan para mañana.

Gracias al grupo empecé a luchar y luchar por más difícil que sea.

Aprendí que los sueños no son ni chicos ni grandes, son sueños, y lo que es mejor, me enseñaron con su apoyo constante, que los sueños si queremos pueden hacerse realidad.

La gente que no tiene problemas de nuestro tipo, o sea, no tienen esta patología, en su mayoría padecen de una patología peor: “emociones reprimidas”, cosa que nos pasa a nosotros también pero con la diferencia que los dinosaurios tratamos constantemente de salir de eso.

Aprendí a llorar de alegría y, como Andrea lo hizo el otro día, aprendí a cambiar mis lágrimas de dolor por las de emoción. Todavía me parece ver a Silvana y a Andrea llorar en las primeras reuniones ¡¿Y ahora?! Como lo dije la otra vez, ríen y ríen, aunque pase lo que pase se permiten reír y llorar de emoción. Antes solo se permitían llorar. Es verdad, la mano viene dura en este bendito país. Pero con el tiempo aprendí a verle el lado bueno a las cosas y a pensar que si todos luchamos podremos salir adelante.

Aprendí a ayudar y a dejarme ayudar.

Hoy ya hace casi un año que empecé a venir a la escuelita del Fobi donde hay un “Maestro Mayor de Obra” y “laburantes” que no cesan de construir.

¿Qué construyen? Lo mejor que nos dio Dios...La vida, (palabra que significa no solamente respirar sino disfrutar, dar, recibir, amar).

Yo era una tierra que se creía infértil y que no creía que una semillita podía prender de ella... con el tiempo alguien sin querer arrojó una semilla y la plantita fue creciendo...un día dio una flor. Entonces me di cuenta que sin la flor no hubiera sido nada pero algo mejor, como tierra me fui sintiendo fértil.

Cada uno de ustedes son parte de este gran árbol que formamos “el Fobi”. A veces nos marchitamos un poquito pero siempre hay alguien que se viste de jardinero y nos riega. Así seguimos creciendo y ramificándonos.

Nosotros, como los árboles, somos y seremos históricos: Primero porque figuramos en un diario que se archiva para que lo lean dentro de muchos años pero principalmente porque nadie podrá obviar nunca el hecho de que un grupo de personas se ayudan unos a otros a mejorar día a día.

El aire de los árboles se respira por miles de años. Nuestro aire de esperanza será respirado dentro de muchos años por alguien en problemas y así tratará de salir adelante.

Quizá, como dijo una vez el Docky estemos respirando el aire de alguien muy famoso o importante de la historia. Pero yo, por mi parte me conformo con respirar un poquito de aire de ustedes que lograron que esta Alma hoy les diga: GRACIAS por enseñarme a tratar de ser todos los días PERSONA en su mas puro significado.

PD: Nadie es mas ni menos que nosotros. Valemos lo que somos. ¿Qué somos?. Gente que eligió animarse a soñar. ¿Qué son los sueños?. La esencia del alma. ¿Qué es el alma?. Lo que llevamos adentro de la estructura que hizo que nos denominaran gente.

Los quiere

Alma

 

 
 
separador
 
 
cierre
 
Diseño: [ rtDG ]