Bienvenidos a www.vivirsinmiedofobi.com
VIVIR SIN MIEDO superior
Nuestra Misión ¿Qué es el miedo? Cartas de pacientes Cuentos CHAT Contacto cierra el menu
 
\\\
abre
Sitio a cargo del Dr. Enrique Guillermo Suárez
cierra
ruler

Cartas recibidas
12

   

 

“¡Pude volar! ”

Esta carta esta dirigida a todos los que frecuentan el FOBI, como medio para empezar a resolver esta circunstancia de la vida por la que nos toca transitar.

Quiero contarles con mucha alegría, que he logrado avanzar uno o varios peldaños de la escalera que me llevara a la cima, desde donde el horizonte se ve con mas serenidad. Concretamente... ¡¡pude volar!!... ¡¡me fui y volví de Bs.As. en avión!!

Luego de concurrir durante cinco encuentros al Fobi, me sentía totalmente fortalecida en mi convicción de poder subir a un avión sin ningún inconveniente... había experimentado, encuentro tras encuentro, cual era el sentido de lo que me pasaba. Íntimamente lamentaba algunos malísimos momentos que había vivido... me veía subiendo y bajando 9 pisos por la escalera por mi miedo al ascensor o cuando me baje del avión que nos llevaría junto con mis compañeros a un viaje de placer al ¡¡Hotel Llao-Llao!!!

Me sentía muy feliz de ir encontrando el camino... hasta que sucedió lo inesperado: debía viajar a Bs. As. en avión ida y vuelta en 48 hs.

Faltaba una semana para el viaje y el dolor de estomago iba creciendo día tras día, hasta convertirse en lagrimas el día anterior al viaje, por la bronca de no aceptar lo que me estaba pasando y yo que creía que todo estaba bien.

Ese día antes del viaje, tuve la primer entrevista de mi vida con un profesional... el mismo que todo los jueves, escuchaba cuando repetía “de esto nadie se muere”, entre otras frases.

Y por fin al día siguiente...

Demás esta decir que tuve presente en ese momento, no solo las palabras y frases del Doctor., sino también los deseos que todos interiormente tenemos de resolver nuestro problema.

La esperanza da mucha fortaleza y si uno se ayuda con los ejercicios de respiración y mantiene vivo el ”YO PUEDO”, resulta que se LOGRA.

La felicidad de haber vivido esta experiencia arriba del avión, me demostró, que el 100% de las cosas que juntos charlamos en los encuentros: SE CUMPLEN

En esta Navidad quiero desearles mucha esperanza como la que María y José pusieron en el pesebre de Belén y quiero también dar gracias, una vez mas al Niño Jesús por mostrarme a través de este grupo, que el amor al prójimo es posible y que el hombre no nació para estar solo, sino para crecer en comunidad.

Gracias a todos por el tiempo compartido y ¡¡el que vamos a compartir!!

¡¡Que Dios los bendiga!!

Silvia

 

 
 
separador
 
 
cierre
 
Diseño: [ rtDG ]