Bienvenidos a www.vivirsinmiedofobi.com
VIVIR SIN MIEDO superior
Nuestra Misión ¿Qué es el miedo? Cartas de pacientes Cuentos CHAT Contacto cierra el menu
 
\\\
abre
Sitio a cargo del Dr. Enrique Guillermo Suárez
cierra
ruler

Cartas recibidas
11

   

 

“Si otros pudieron... yo también voy a poder”

Quiero contarles que para mi no fue fácil escribir esta carta, pero ante los pedidos y expectativas del doctor, de que escribiéramos, tome coraje y me decidí a hacerlo, ya que él con tanta dedicación, nos regala dos horas de su vida, jueves tras jueves.

Les cuento que mi fobia comenzó en la adolescencia con el fallecimiento de un tío. Allí por primera vez consulte con un psicólogo, el que me dijo: que no tenia nada, que solo era tensión por todo lo sucedido y que no requería terapia. Esta fue la primera vez que perdía a un ser querido, dando así comienzo a mis temores.

Los miedos consistían en imaginar, que de pronto se me aparecería y entonces, dormía con la luz encendida y evitaba estar sola en mi casa.

Luego, se sumaron sensaciones raras en mi cuerpo, lo que me ponía de mal humor y me hacia parecer antipática.

Hasta ese momento mi batalla contra el miedo era pareja, ya que todavía podía controlarme. Con el tiempo tuve varias mudanzas. con cambios de provincia y alejada de mi familia, lo que agregaba un grano mas a mi mal estar, por lo que mis síntomas fueron en aumento, lo que me llevo a hacerme todo tipo de estudios que resultaban normales, aunque yo seguía sintiéndome mal.
 En los últimos tres años y a raíz del fallecimiento de mi cuñada, y luego de un año y medio, el de mi hermano y desde hace tres meses el de mi suegra, los síntomas fueron aumentando poco a poco, despertando por las noches muy asustada y con ataques de llanto, lo que al principio controlaba con la contención de mi marido, pero que luego se intensificaron terminando en la guardia de los hospitales, por lo que mi calidad de vida era pésima.
 Durante dos años estuve en terapia con psicólogo y con psiquiatra, que con la medicación lograron alguna mejora, aunque sin detectar la raíz de todo el problema... la fobia a la muerte de cualquiera de mis seres queridos... ello me llevo a alterarme hasta por el sonido del teléfono.

Quiero decirles que nunca dejen la medicación ni a sus médicos por decisión propia, ya que yo lo hice pensando que la medicación no me ayudaba y con él medico no lograba sentirme a gusto... eso hizo que me aferrara a Dios y creí que solo con fe podría salir a delante.

Después de abandonar el tratamiento, pase por periodos en los que me sentía bien y otros no, sintiéndome inquieta, sin ganas de nada, molesta, irritable y no aguantaba las reuniones sociales.

Sin tratamiento y con el fallecimiento de mi suegra, mi fobia se agravo y comencé con ataques de pánico mucho más intensos y duraderos, cada 5 o 6 días, lo que hacia que tuviera miedo hasta de irme a dormir por miedo a los ataques, que se presentaban de noche principalmente.

Ante este panorama, salí nuevamente en busca de ayuda profesional, lo que me llevo cerca de 20 días, hasta que gracias a Dios encontré al profesional que hoy me esta atendiendo y con el que estoy muy conforme.

También doy gracias a Dios por poner este grupo en mi camino y al Doc que nos brinda las herramientas para que podamos luchar contra esta enfermedad, que ya no es desconocida por nosotros y que nos permite saber que no estamos solos, que hay otros semejantes que viven situaciones similares, dándonos cierto alivio y quitándonos el fantasma de creer que somos los únicos raros.

Ahora quiero decirles al grupo de los Dinosaurios, y a los que no lo son tanto y a los nuevos, que sean constantes y jueves a jueves se acerquen a las reuniones, ya que los testimonios que aquí se escuchan y las cartas leídas mas las enseñanzas del Doc. son de gran utilidad.

Esto lo puedo afirmar, porque a mí me ayudaron muchísimo, logrando que de un mes a esta parte, no tuviese mas ataques de pánico ya que cuando siento que me están viniendo, utilizo las herramientas que aquí se me brindaron y logro controlar la situación... por ejemplo: de inmediato trato de pensar en momentos gratos, recordando cosas lindas que me tocaron vivir.

Hoy también puedo contarles, que tuve la experiencia de concurrir a tres reuniones sociales, donde no conocía a nadie, pero que logre sentirme a gusto y conversar con todos y disfrutar de las mismas cosas como lo hacia antes; por esto pienso que estoy dando mis primeros pasitos seguros, sintiéndome muy contenta por estos logros, a pesar de los altos y bajos, ya que nada se logra de la noche a la mañana.

Sé que con perseverancia, esfuerzo, voluntad, poniendo el hombro todos los días, dando gracias a Dios por cada día y fijándonos objetivos para cumplir, saldremos adelante, repitiéndonos una y otra vez... SI OTROS PUDIERON YO TAMBIEN VOY A PODER.

Espero que mi carta, les sirva y que no crean que todo es negro o imposible, Dios siempre se acuerda de nosotros y nos tiende su mano, solo que debemos salir a buscarla, la mano en este caso es que nos puso al Doc. y al Fobi en nuestro camino, el resto depende de nosotros.

Doc. quiero darle mil gracias por estar con nosotros y ayudarnos a mejorar nuestra calidad de vida, gracias al Fobi por sus testimonios y por seguir siempre adelante y gracias también a dos personitas que no están presentes, pero que sin su apoyo incondicional no podría estar aquí y ellos son mi esposo y mi hijita a quienes amo.

Patricia

 

 
 
separador
 
 
cierre
 
Diseño: [ rtDG ]